Luego de las presiones del vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, a la la gobernadora, María Eugenia Vidal, por el lugar del radicalismo en la fórmula electoral; volvió a oficiar de "vocero" oficial del Ejecutivo. Luego de una reunión de gabinete, en conversación con la prensa señaló que a pesar de las dificultades, la Provincia "se mantiene en marcha".

En medio de la pulseada de la Unión Cívica Radical (UCR) con el PRO por la conformación de las listas y por mantener el segundo lugar en la boleta, el funcionario una vez más fue el encargado de informar los pormenores de la reunión que encabezó la Gobernadora. Salvador se mostró positivo con la gestión  porque "las obras se mantienen, seguimos recuperando las guardias hospitalarias y las escuelas".

En los primeros años de gobierno de Vidal, la figura del vicegobernador había sido relegada. Sin embargo, en el segundo semestre del 2018, con las dificultades que atravesó la gestión provincial producto de la crisis económica del país, la mandataria provincial tuvo que fortalecer la relación con el radicalismo para garantizar su apoyo de cara a la aprobación del Presupuesto y para garantizar la gobernabilidad. Por eso, el histórico dirigente radical desde septiembre comenzó a encargarse de realizar anuncios e impartir información sobre reuniones oficiales.

Al comenzar el 2019 -año electoral- y luego de que el intendente de Vicente López, Jorge Macri, dijera que el segundo en la fórmula gubernamental lo deberá elegir la máxima autoridad de los bonaerenses, todos los intendentes radicales bonaerenses salieron con los tapones de punta con un documento para exigir que se sostenga el lugar ya conquistado por su partido dentro del Frente Cambiemos. Incluso el propio Salvador presionó a Vidal para que algún dirigente de la UCR la secunde. 

En ese contexto, luego de una reunión de gabinete Salvador fue quien dialogó con la prensa sobre la reunión de gabinete. Contó que expuso el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza,  quien "brindó un pormenorizado análisis sobre la coyuntura nacional y provincial, con una proyección anual". En ese marco, aseguró que "conocemos las dificultades, pero la Provincia se mantiene en marcha".

El vicegobernador habló sobre la tarea legislativa que en año electoral suele ser bastante limitada y aseguró que se manifestó la "voluntad de poner el esfuerzo para que independientemente de que sea un año electoral, la Legislatura pueda cumplir con su objetivo, que es poder legislar y que trabajen las comisiones". Finalmente confirmó que el 1 de marzo se realizará la inauguración de la Asamblea Legislativa en la Cámara de Diputados bonaerense aunque "aún resta definir el horario".

Por último, contó que el director general de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny, "trazó un informe sobre las reuniones de comisiones técnicas que se están reuniendo con los gremios para hablar de infraestructura y otras cuestiones, antes de volver a conversar específicamente sobre el tema salarial".