El presidente Mauricio Macri y la gobernadora, María Eugenia Vidal, encabezaron en la Quinta de Olivos el Encuentro de intendentes bonaerenses de Cambiemos. Durante el encuentro, escucharon y debatieron en torno a las problemáticas de los alcaldes en sus respectivas gestiones; comenzaron a diagramar las líneas de acción de cara a las elecciones 2019; y buscaron mostrarse cercanos luego de las tensiones entre ellos.

Luego de lo sucedido en Córdoba con el radicalismo y en búsqueda de contener a los jefes comunales de la UCR para evitar posibles fugas, se realizó un almuerzo en el que participaron 64 de los 69 mandatarios locales que duró una hora y veinte minutos. Uno de los grandes ausentes fue el polémico intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo.

Acompañados por el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, las figuras más fuertes de Cambiemos se abocaron a temas de gestión y también políticos.

Luego de la reunión los encargados de hablar con la prensa fueron el ya tradicional vocero de Vidal, el vicegobernador, Daniel Salvador; y el reciente presidente del PRO bonaerense e intendente de Vicente López, Jorge Macri.

El último fue consultado por la situación de Córdoba y las repercusiones a nivel partidario y consideró que "Cambiemos es mucho más amplio que una discusión electoral que no tuvo el mejor final, pero hay que seguir adelante". Para despejar dudas, aclaró que "Cambiemos está tremendamente sólido, la relación entre intendentes con el vicegobernador, con la Gobernadora".

El primo del Presidente dijo que "jamás se puso en duda en la Provincia el valor que tiene trabajar desde Cambiemos y el compromiso de cada uno de los intendentes".

Sobre la reunión, contó que se repasaron "aspectos de gestión y políticos" y remarcó la importancia de "tener un Presidente y una Gobernadora que escuchen siempre, dispuestos a la opinión, es muy valioso". 

Se refirió al pedido que hizo la cúpula de Cambiemos a los jefes comunales y contó que "simplemente nos pidió que hiciéramos lo que estábamos haciendo, que es lo que nos da el valor y valoración por parte de la sociedad". Luego, recurrió a uno de los ya cliches de ese espacio político: "aunque sepamos que el camino es difícil, sabemos que el fin que perseguimos es el correcto, salir de la mentira, de la corrupción, del populismo, del cortoplacismo".

El intendente de Puan, Facundo Castelli, aprovechó las redes sociales para mostrar su participación en el encuentro y se mostró muy contento con la compañía de Vidal.

De igual manera, su par de Pergamino, Javier Martínez, se fotografió con la Gobernadora y con Macri.