El presidente de la Nación Mauricio Macri le marcó la cancha María Eugenia Vidal y a todos aquellos dirigentes que especulan dentro de Cambiemos con la posibilidad de que haya un "Plan V" de cara a estas elecciones a nivel nacional.  El máximo mandatario se apareció de imprevisto en el retiro espiritual que mantenía la Gobernadora con sus funcionarios. 

Macri viajó en la noche del viernes a Chapadmalal para reunirse con María Eugenia Vidal y sus ministros, que realizaban un "retiro espiritual" para prepararse para el año electoral y definir algunas estrategias. Según trascendió, mantuvieron un encuentro a solas y luego cenó con la mandataria  provincial y su Gabinete. 

El encuentro se dio en medio de fuertes rumores y pedidos  de algunos sectores de Cambiemos para que Vidal sea  el plan B de Cambiemos para las elecciones, en un contexto donde los números de la economía no ayudan a la imagen del Presidente va en caída libre.

El que dio a conocer la foto del encuentro fue el jefe de Gabinete de Vidal, Federico Salvai, quien expresó en su cuenta de Twitter: "gracias Presidente por dedicarnos tu tiempo y compartir el entusiasmo de una Argentina mejor para todos". 

Las sonrisas que se vieron en la foto no cayeron  bien en la oposición. Varios dirigentes hicieron hincapié en las caras sonrientes del equipo de Cambiemos luego de conocerse los números de pobreza y otros datos de la economía para nada alentadores.