La jefa de Gabinete del municipio de Avellaneda, Magdalena Sierra, pasó por el aire de Diagonales Radio y se refirió al avance en el plan de vacunación. Además, aseguró que el oficialismo tiene que concentrar las energías en "gobernar de cara a la sociedad" y no "hacernos eco y tratando de contestar todas las mentiras de la oposición que nos gobernó y nos endeudó". 

"Durante el macrismo gobernamos solos", aseguró la funcionaria de Avellaneda yante la consulta por los dichos de María Eugenia Vidal sobre lo que debería hacer el oficialismo en materia educativa manifestó que "son unos caraduras". Además, señaló que puede existir una "apatía" en la sociedad porque a la gente "le ha pasado un tsunami por encima con los cuatro años de macrismo y la pandemia".

¿Cómo está la situación sanitaria en Avellaneda con el avance de la vacunación?

-Venimos muy bien. Estamos muy contentos porque se pudo hacer en conjunto con la Provincia este plan de vacunación maravilloso. Nosotros tenemos el 100% de los inscriptos vacunados con primera dosis, ahora estamos buscando y vacunando a los más chicos, y avanzando con las segundas dosis. Tenemos 10 centros de vacunación en el municipio y centros móviles de hisopados para que los vecinos se sigan cuidando.


Que lejos quedó esa tapa de los diarios que decía que no iba a haber vacuna para los menores de 60 años este año, ¿no?

-Sí, la verdad que vergonzoso como han jugado con la sociedad. Por suerte tenemos un gobierno nacional, provincial y municipal alineados. Y que lo tenemos a Alberto, Cristina y Axel, porque esto fue cuidado y lo que veo es que más allá de todas las campañas mentirosas, es como el pueblo responde. Me acuerdo cuando decían 'es un veneno', cuando se les terminó ese discurso era 'dónde están las vacunas', y hoy la realidad es esta. Están todos vacunados, nuestros adolescentes están vacunados, esos son gobiernos que te quieren y se rompen el alma para cuidarlos.

Y la Pfizer que tanto pedía la oposición que ayer llegó el primer lote...

-Por eso. Nosotros tenemos que gobernar de cara a la sociedad, de cara a la gente. Si nosotros vamos a estar haciéndonos eco y tratando de contestar todas estas mentiras de gente que hace escasos años nos gobernó y nos endeudó, nos saquearon como pueblo. Más que nunca pienso que nosotros tenemos que mirar nuestros objetivos que son inclusivos, que es poner a este país de pie. Somos un gobierno fuerte con muchas personas que saben gestionar. Todos tienen que estar tranquilos y confiados que tienen un gobierno que quiere al pueblo.

"Todos tienen que estar tranquilos y confiados que tienen un gobierno que quiere al pueblo". 

¿Se imaginaba a comienzo de año estos niveles de vacunación?

-La verdad que no sé si me imaginaba estos niveles, pero sí lo que siento hoy es orgullo porque la verdad que la pasamos mal con algo que no sabía de qué se trataba, que estaba el mundo en vilo, con las noticias que veíamos de Europa y Estados Unidos. Con lo que veíamos también que pasaba en países no tan desarrollados como el nuestro donde la gente moría en la calle sin un respirador, y eso no fue lo que nos pasó a nosotros. Si no todo lo contrario, porque teníamos un gobierno que nos quería y rápidamente puso en pie el sistema de salud. No nos olvidemos que el macrismo ni con ministerio de Salud nos dejaron. Fue una locura. La verdad que ahora feliz, lo que está ocurriendo hoy no es magia. Nada es magia.

"Vidal es una caradura que se fue escapó de la Provincia"

¿Qué le pasa cuando escucha hoy en campaña a los que tuvieron responsabilidad de gestión como Vidal decir lo que hay que hacer en educación o en salud?

-Realmente te digo. Son unos caraduras, otra palabra no encuentro. Esa mujer es una caradura que se fue escapada de la Provincia. Todos los barrios porteños, todos los barrios de la Provincia son sus barrios, que viene contenta. Es todo un coach, todo una mentira, que no hace tanto que lo vimos. En Avellaneda durante su gestión, nosotros nos tuvimos que poner al hombro desde un municipio la reconstrucción de nuestras escuelas. Nosotros orgullosamente decimos que tenemos las escuelas mas lindas del país porque realmente lo son. A nosotros nos castigaron, y no es que castigaban a un gobierno que no les sonreía o que era oposición, acá castigaban deliberadamente al pueblo de Avellaneda porque no hubo un solo recurso aceptado para absolutamente nada en cuatro años. Nosotros pusimos en orden las cooperadoras de las escuelas para así poder hacer que recibieran subsidios de las escuelas y poder arreglar las aulas y los comedores. Que no me vengan hablar de lo que quiere hacer porque esa gente no quiere al pueblo. Esa gente saque al pueblo. No tienen perdón, pero el pueblo no es tonto, y no los van a acompañar.

¿Cómo encontró a Avellaneda la pandemia y cómo fueron administrando el municipio con la pandemia?

-En Avellaneda producto de los cuatro años de macrismo donde estuvimos muy solos, ya veníamos acostumbrados a tener un buen orden en toda nuestra gestión. En el año 2016 creamos el Observatorio Social de Políticas Públicas, el cual presido ad honorem, donde unimos areas sensibles como Desarrollo Social, Mujeres, Géneros y Diversidad y también Niñez. Y trabajamos muy articuladamente con Salud. Nosotros tenemos una infraestructura municipal muy fuerte y aceitada también. Con todo el sistema de unidades sanitarias muy fortalecidas. Imagínate de estar solos a contar con el apoyo de Nación y Provincia. Rápidamente pudimos atender las necesidades de la sociedad.

"Hay una apatía, pero es normal si a la gente le ha pasado un tsunami por encima. Cuatro años de macrismo y después el COVID".

¿Cómo ve a la sociedad de cara a estas PASO? ¿Nota esa famosa apatía en la sociedad?

-Lo que noto es, por un lado, mucho cariño y mucho reconocimiento en Avellaneda. Particularmente, me meto en todos lados. Y me reúno con industriales, las Pymes reconocen muchísimo toda la ayuda que ha venido del gobierno nacional, provincial y desde el municipio. En general puede tener una apatía. No digo que no. Si le ha pasado un tsunami por encima. Cuatro años de macrismo y después el Covid-19. Hay apatía pero con todo el cariño y respeto del mundo uno sale a buscarlos y a decirles que gracias a la vacunación ahora sí se vienen nuevos tiempos. Porque ya vamos notando la reactivación. Esa apatía se combate con amor, cariño y escucha.

¿Ve un Frente de Todos ganador?

-Por supuesto. Eso no me cabe la menor duda porque mas allá de las tristezas al pueblo no le fallamos. Sí, claro que sí. Vamos a estar ganadores y vamos a tener la vida que queremos.