Las cartas comenzaron a jugarse en un año electoral y el clima se tensa con judicialización de la política, debates internos en los distintos espacios e incertidumbre generalizada. Diagonales conversó con el consultor político, Gustavo Córdoba, para saber cómo repercute la unificación de las elecciones en la Gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta

Además, el consultor opinó sobre el escenario que se presentaría en caso de que se eliminen las PASO. No faltó su visión sobre la judicialización de la política con Claudio Bonadio en escena y el procesamiento de 92 jefes comunales (29 de provincia de Buenos Aires). Esto ¿genera modificaciones? en el escenario. 

Córdoba es especialista en campañas electorales, analista político y dicta cursos de Media trainning y debates electorales. Además, se prepara para la séptima edición del Congreso de Comunicación Política que tendrá lugar en La Plata el 11, 12 y 13 de abril en el que se analizará el escenario electoral 2019.

El juez Bonadio procesó a 29 intendentes y ex intendentes peronistas cercanos al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires por supuestos desvíos de fondos en la aplicación del Programa GIRSU, ¿cómo afecta el mapa político?

- Es una noticia que no va a tener demasiada afectación en términos electorales. No más de lo que ya había acontecido en años precedentes. Hoy la corrupción en términos de rechazo o aceptación electoral, no es una variable que tenga alta intensidad. Todo lo contrario. Además, la mayoría de la gente entiende que todas las denuncias o procesamientos hechos en contextos electorales, por lo general tienden a desconfiar bastante. Hasta que no haya una condena firme, la mayoría de la gente lo va a tomar como una operación política ó, lo que es peor, una operación político judicial. 

"Hoy la corrupción en términos de rechazo o aceptación electoral, no es una variable que tenga alta intensidad".

Vidal se vio obligada a desistir del desdoblamiento de las elecciones y luego de esa tensión, Macri viene pregonando el "trabajo en equipo". De hecho, durante la recorrida de hoy de una obra en el Riachuelo junto con Vidal y Larreta el discurso fue en ese sentido, ¿Cómo impacta la unificación de las elecciones en Vidal y Larreta?

- La idea de "equipo" está muy emparentada con la idea de "el mejor equipo de los últimos 50 años" que, a todas luces, lo que ha generado hasta el momento es un gran fracaso. Lo más probable que ocurra es que Larreta y Vidal sean tirados hacia abajo por Macri y no, al revés. La posibilidad de que Larreta y Vidal levanten la imagen presidencial y lo lleven a un escenario donde puedan disputar la segunda vuelta, hoy es bastante complejo. 

"Lo más probable que ocurra es que Larreta y Vidal sean tirados hacia abajo por Macri".

La cuestión central de la próxima elección es una discusión entorno a pasado vs futuro. En términos simbólicos, el gran problema que tiene este Gobierno es que ya forma parte del pasado. Los altísimos niveles de negatividad de toda la clase dirigente marca con mucha claridad que la sociedad argentina está demandando una representación política diferente y hasta hoy, la política argentina no ha producido. Cuando le preguntamos a la gente si estaría dispuesto a votar una alternativa diferente a Macri o Cristina, un 50% nos dijo que sí, pero me parece que en esta elección vamos a terminar discutiendo el pasado.

Hoy se reunió el Foro de Intendentes baonerenses del PRO y volvieron a insistir con la eliminación de las PASO porque "son costosas", ¿cuáles crees que son los verdaderos motivos?

- El Gobierno tiene poca destreza en asuntos de legislación electoral. En el contexto de las elecciones legislativas del 2017, el gobierno quería eliminar las PASO, con los mismos argumentos que ahora y terminaron beneficiándose ampliamente con la no eliminación de las PASO. El problema que tienen es que ha cambiado el contexto y lo que están observando es que las PASO van a significar una gran derrota en el territorio de la provincia de Buenos Aires. 

"Lo que Cambiemos está observando es que las PASO van a significar una gran derrota en el territorio de la provincia de Buenos Aires".

Quieren evitar la instalación de una derrota en un territorio en donde es fundamental mantener la idea de una victoria. Se trata de un manejo de clima político que no tiene sustento con la realidad porque en el Congreso, el oficialismo no tiene la mayoría requerida como para avanzar. En términos republicanos, tratar una modificación electoral en el mismo año de la elección, me parece un poco apresurado y que habla a las claras de cierta improvisación en la materia. Lo que se debería hacer es lograr un acuerdo macro con todos los partidos políticos. 

En el caso que se eliminaran las PASO, ¿cómo repercutiría en los municipios?

- Es difícil de entenderlo en este momento, sobre todo porque en la provincia de Buenos Aires hay una tracción muy fuerte de las boletas nacionales y provinciales, las cabezas de lista tiran mucho. De hecho, en este territorio en 2015 ganó (Daniel) Scioli para presidente, pero ganó Vidal para gobernadora, porque hubo corte de boleta. Esto muestra cierta intencionalidad de tratar de imponer la idea de que Vidal puede darle un triunfo a Macri, pero a nivel de los intendentes, es distinto, porque ahí se prioriza el voto local, donde puede haber corte de boleta y corrimientos. Lo que sí está claro es que el Gobierno está buscando la manera de trasladar las malas noticias lo más lejos posible en el tiempo. La eliminación de las PASO va en esa dirección, tratar de evitar la instalación de un clima de negatividad electoral, temprano.

"El Gobierno está buscando la manera de trasladar las malas noticias lo más lejos posible".

Quienes vienen intentando instalar la eliminación de las PASO son los Intendentes de PRO, en lugar de que lo encabece la Gobernadora como sí lo hizo con el desdoblamiento, ¿por qué?

- Es la gobernadora la que está impulsando esta medida porque no pudo avanzar con el desdoblamiento provincial. Creo que se trata de una maniobra política interna de Cambiemos porque no tienen un lugar donde consensuar políticas. Las decisiones que afectan a la Provincia no se toman en Buenos Aires, se toman en la presidencia y me parece que esto es una respuesta a esa situación. Desde el territorio le quieren marcar la cancha a una decisión que no les permitió desdoblar a la gobernación. 

"Cambiemos no tienen un lugar donde consensuar políticas, las decisiones que afectan a la Provincia se toman en la presidencia y la eliminación de las PASO, es una respuesta a eso".

Desde la oposición señalaron que la eliminación de las PASO es una jugada para desviar el foco de atención de lo que realmente importa, ¿que pensas de esa afirmación?

- El Gobierno tiene un alto destaque en este tipo de acciones, instalar temas de la marginalidad política y tratar de instalarlas en el centro tratando de que no se discutan los temas más acuciantes de la cuestión económica y del impacto en el bolsillo de los argentinos. El gobierno tiene mucha destreza en esto, ahora que esto signifique que el contexto, que hoy es adverso al oficialismo, cambie, me parece más de condiciones objetivas de la economía. Si la economía argentina en junio, julio y agosto muestra signos de recuperación contundentes y beneficia al bolsillo de los potenciales votantes de Cambiemos, las chances de ser competitivo, e incluso de llegar a una segunda vuelta, son altas. Si no hay una recuperación económica por más manejo del clima ideológico, lo que está sumando es una complicación cada vez más grave. 

"Si la economía argentina en junio, julio y agosto muestra signos de recuperación contundentes, las chances de ser competitivo, e incluso de llegar a una segunda vuelta, son altas".

Vidal el año pasado se mostró combativa con los docentes. Este año, está más cercana a ellos, incluso se muestra más con el director de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, y el jueves los convocó a paritarias para la próxima semana, ¿crees que se trata de un cambio de estrategia por tratarse de un año electoral?

- Claramente, la experiencia del año pasado es más que significativa, lo negativo en los resultados que le significó a Vidal y a la imagen de su gobierno el tratar de acordar una pauta salarial por debajo de la inflación. Esto le ha redundado en una baja de aprobación de gestión en toda la provincia de Buenos Aires y en la consideración personal de los bonaerenses sobre ella. Por eso la estrategia de este año tiene que ser no caer en el mismo error de ser tan rígidos e inflexibles al momento de negociar una pauta salarial con un gremio que, por otro lado, tiene un poder de movilización y una presencia política en la Provincia realmente fuerte. 

Hasta ahora se habló de las estrategias de Cambiemos para competir contra el peronismo, ¿cómo ves a los otros partidos de la oposición?

- Hay toda una especulación sobre cómo pueden llegar a impactar candidaturas de Martín Lousteau, que puede ir como candidato a Presidente o como candidato a Jefe de Gobierno Porteño, por dentro o por fuera de Cambiemos. Puede impactar también, candidaturas como la de Alfredo Olmedo que hoy tiene entre 3 y 4 puntos a nivel nacional, y en la provincia de Buenos Aires va a intentar tener candidato a gobernador e intendentes; lo mismo con José Luis Espert, que tiene entre 3 y 4 puntos. Todos ellos tienen la potencialidad de restarle a nivel presidencial a Cambiemos en primera vuelta. Macri que no tiene ese tercio que tenía sino que se ha ido erosionando, hoy se acerca peligrosamente a los 25% en una eventual PASO y si proyectamos que el peronismo alternativo, entre (Sergio) Massa, (Juan Manuel) Urtubey y (Roberto) Lavagna, suman más de lo que sumaría Macri en primera vuelta, no sería demasiado ilógico pensar un escenario de segunda vuelta con dos candidatos peronistas. 

"No sería demasiado ilógico pensar un escenario de segunda vuelta con dos candidatos peronistas".

¿Y en la Provincia?

- Depende de los marcos de alianzas que se consagren. Un eventual apartamiento de Cristina (Fernández de Kirchner) a la candidatura a la presidencia puede provocar un simbronazo muy fuerte y sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Creo que hasta mayo no vamos a ver avanzadas ninguna de las negociaciones en términos de alianzas o frentes elecorales. Mientras tanto vamos a ver un montón de cotillón electoral, un montón de frases rimbombantes, pero van a ser solamente aproximaciones a las estrategias que se van a desarrollar en mayo porque es el mes previo a la definición de las listas.

"Hasta mayo vamos a ver un montón de cotillón electoral y un montón de frases rimbombantes".

Por último, ¿podrías contar con qué se van a encontrar los platenses en el Congreso de Comunicación Política que están organizando para abril?

- Es un evento que ya hemos desarrollado en seis ocasiones: cinco en Argentina y una, en Ecuador. Los días 11, 12 y 13 de abril va a tener lugar la séptima edición que tiene como característica que los primeros dos días 20 expositores van a brindar seminarios en 20 horas y el último día se realizarán 6 talleres específicos donde se trabajarán temas prácticos. Lo organizamos junto a la UNLP, la cátedra Manuel Mora y Araujo con el auspicio de la Escuela de Comunicación de la Universidad Austral y la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas electorales.

¿Cualquier persona puede asistir?

- Está orientado a funcionarios, equipos de comunicación, profesionales relacionados con la gestión pública, la investigación, estudiantes y público en general. Hasta ahora se realizará en el Salón Karakachoff del Rectorado de la UNLP con la presencia de importantes referentes nacionales y extranjeros para analizar seguramente el contexto electoral 2019.