La tensión en Mar del Plata crece cada vez más frente a las políticas del intendente local, Carlos Arroyo. La bronca se manifestó esta vez en una protesta de docentes contra los descuentos salariales impulsados con la Comuna, donde casi linchan al secretario de Hacienda local, que se encontraba tomando un café en la zona.

Hernán Mourelle, enviado por María Eugenia Vidal a la gestión municipal de “La Feliz”, debió ser escoltado por efectivos policiales, para evitar ser abordado por un grupo de manifestantes enfurecidos por los recortes que Arroyo impuso sobre los maestros locales.


Según trascendió hoy, el funcionario se encontraba en un café cercano a la zona donde los docentes se concentraron para protestar. Allí, Mourelle fue reconocido por los presentes, que lo abordaron hasta que tuvo que subirse a un taxi. Asimismo, los manifestantes continuaron golpeando el vehículo al grito de “que se vaya”.

Cabe recordar que el propio Carlos Arroyo hizo pública en varias ocasiones su intención de descontar adías de salario a los docentes que decidieran adherir a medidas de fuerza como las que se multiplicaron durante el conflicto docente con el gobierno de María Eugenia Vidal por discusiones salariales.

El conflicto con los docentes resurgió en las últimas horas ante una decisión la Cámara de Apelaciones que hizo lugar a un recurso de queja del municipio y resolvió dejar sin efecto una cautelar que anulaba el decreto firmado por el intendente y Mourelle en octubre.