La suspensión de la Conmebol lo mantuvo sin hacer declaraciones, pero después del histórico triunfo en la Copa Libertadores ante Boca, Marcelo Gallardo rompió el silencio este lunes y expresó toda su alegría por una victoria que lo pone en lo más alto de América, al igual que en el 2015.

"Es uno de los momentos más felices por lo que representó para todos y por el signifcado que tiene para todos los hinchas. Esto es algo imborrable y eterno", aseguró el Muñeco en diálogo con Radio Rivadavia desde Madrid, el día después de la coronación.

Además, agregó: "Regalarle esta victoria al hincha fue una caricia y un abrazo al corazón. Fue para todos los que no pudieron tener la posibilidad de ver a su equipo en el estadio. Después de tantas cosas vividas, sabíamos que estábamos ante la posibilidad de brindarle esto a todos".