Tras una intensa jornada de discusión parlamentaria en la Legislatura porteña, el proyecto inmobiliario pensado para Costa Salguero recibió media sanción. La iniciativa consiste en el inicio de obras para un barrio náutico con edificios de hasta diez pisos en Costanera Norte, iniciativa que propició fuertes críticas por parte de la oposición hacia el jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta.

A pesar del rechazo de la oposición, esta tarde el oficialismo porteño dio una primera sanción a la construcción del emprendimiento, al mismo tiempo que aprobó dos convenios para subir la alturas de futuras edificaciones en predios de Palermo y Villa Crespo.  

Ahora, los tres expedientes impulsados por la administración de Rodríguez Larreta, deberán ser debatidos en una audiencia pública donde la ciudadanía exprese su opinión para, posteriormente, volver al recinto y recibir su sanción definitiva por tratarse de proyectos que se encuadran en las normas de "doble lectura".

El proyecto fue aprobado por 37 votos a favor de los bloques Vamos Juntos, la UCR-Evolución y el Socialismo; mientras que obtuvo 23 votos en contra por parte de las bancadas del Frente de Todos, el Frente de Izquierda, GEN y Consenso Federal. Desde estos sectores, señalaron que a partir de la construcción del barrio náutico se impediría el libre acceso al río y señalaron que se trataba de "un negocio inmobiliario" por parte del gobierno porteño. 

El legislador del FdT, Javier Andrade, consideró que “se pretende consolidar el primer emprendimiento de lujo de cara al río, cercenando la posibilidad del acceso al mismo”.

El proyecto incluye además convenios urbanísticos para elevar la altura permitida para futuras construcciones en predios de Puerto Madero, Villa Crespo y Palermo. En este caso, la votación obtuvo un resultado diferente ya que el espacio de la Coalición Cívica, que integra el bloque Vamos Juntos, se abstuvo. De esta manera, fueron 32 sufragios positivos, 23 en contra y cinco abstenciones.

La medida ha sido vista con fuerte rechazo por asociaciones de arquitectos, ambientalistas y organizaciones sociales que han señalado la idea como una maniobra de “especulación inmobiliaria” en una de las zonas de mayor cotización del territorio porteño.

Para dar vía libre a la construcción de este complejo en el predio donde estuvo Costa Salguero se deberá reformular la actual zonificación de los terrenos de dominio público que suman unas 17 hectáreas, en el caso de Costa Salguero, al igual que otras 14 hectáreas de un predio lindante, separado por la desembocadura del colector del arroyo Maldonado, donde estuvo Punta Carrasco.

En tanto, desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC) también rechazaron la privatización y concesión de esas tierras, ya que van a impedir el libre acceso a la costa y a generar una barrera que va a obstaculizar la visual del río. “La Costanera pertenece a la ciudadanía porteña no debe quedar en manos privadas para negocios inmobiliarios”, señaló el titular de la ONG, Jonatan Baldiviezo.