Mientras se investiga la difusión de un supuesto caso de acoso sexual en su contra, el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia Manuel Mosca, dejó su cargo.

Fuentes cercanas a Mosca confirmaron en conversación con Diagonales que el diputado pidió licencia y su desafuero alegando ser víctima de un accionar extorsivo.

Desde el entorno del diputado de Cambiemos detallaron que desde la denuncia a fines de 2018, viene sufriendo numerosas presiones y extorsiones, de las que prefirieron no ahondar detalles. "Manuel (Mosca) pidió licencia y que se trate su desafuero para que la justicia actúe libremente", aseguraron a este medio. 

En este marco, Mosca decidió dar un paso al costado y el 9 de mayo los legisladores tratarán el desafuero.

A nivel judicial, el legislador se presentó ante el juez Álvaro Garganta y pidió que se investigue el delito de coacción agravada y extorsión, señalando ser víctima “de una maniobra extorsiva, iniciada en diciembre de 2018, en torno a una supuesta denuncia de acoso sexual contra su persona”.

En la presentación, el diputado provincial adjuntó nombres de personas que le advirtieron haber recibido llamados para avanzar con denuncias en su contra, así como también audios, emails y capturas de pantallas que evidenciarían la extorsión que está sufriendo.

En diciembre, Mosca ya había presentado ante la justicia una denuncia a partir de una serie de mails intimidatorios. Al agudizarse este hostigamiento, el presidente de la Cámara avanzó con esta medida. Ahora sus pares deberán avanzar con su desafuero.