Cuando asistimos a seminarios y master-class sobre tecnología oímos a excelentes analistas y gurúes que nos hablan del futuro, las tendencias técnicas y los dispositivos disruptivos que tendremos a nuestra disposición en el mañana. En esos encuentros se señalan los tres ejes que serán claves para el futuro: Creatividad, Diseño y Contenido.

Todos estos ejes, son centrales en los cambios narrativos en las nuevas tecnologías y las herramientas  que surgen para brindar una buena oratoria son de máxima importancia para lograr el éxito. Es aquí donde aparece el “StoryTelling”, la herramienta fundamental que su aplicación se extiende más allá del mundo del guion, los medios audiovisuales, y el marketing. ¿Qué es el storytelling? es el arte de contar una historia usando lenguaje sensorial presentado de tal forma que trasmite a los oyentes la capacidad de interiorizar, comprender y crear significado personal. Entendamos que una buena historia siempre crea una emoción positiva y explica valores que inspiran a la gente a tomar acciones.

El impacto

En nuestros días, la búsqueda de atención y el impacto del mensaje son cosas difíciles de lograr ante generaciones que están saturadas de información y con alto grado de distracción debido a las multi-pantallas. Estamos frente a espectadores/usuarios que como oyentes necesitan conectar a un nivel más fuerte que en décadas pasadas. La conexión tiene que ser “emocional” y con una estructura “dinámica”. Siempre elegimos el contenido que nos entretiene y que puede ser disfrutado en poco tiempo.

Lo breve mejor

Está ocurriendo que las presentaciones a modo de “Pitch” (discurso de venta breve) en los negocios, en los ámbitos educativos, entrevistas laborales, y en la ciencia son un factor determinante a la hora de comunicar con éxito una idea o proyecto. Si el modo de comunicación falla, toda la estrategia para que el mensaje tenga efecto se pierde. Aquí se debe tener en cuenta el tiempo de exposición, es decir, tener una exposición estructurada para un tiempo determinado de pocos minutos. Contemplar una fuerte conexión empática con el espectador, ser cordial, amable, simpático, manejar la energía del auditorio y entender sobre manejo de tensiones y preguntas (ganchos) en el discurso. Romper el hielo y generar un buen cierre con una conclusión de la idea es fundamental.

Story-telling: estructura

Podemos marcar y enumerar algunos principios básicos a modo de ejemplo para generar un buen StoryTelling. La base -como todo cuento- es establecer un contexto, “había una vez” conceptualmente hablando. Imprimirle al relato la esencia de lo personal, lo íntimo. Si la acción dramática y narrativa es una experiencia propia o cercana es un elemento de fuerza que hay que utilizarlo.

Un buen narrador o “StoryTeller” es aquel que se interesa muchísimo en conocer la audiencia. Como ley primera hay que saber cómo es, qué piensa, sus preocupaciones y qué sienten los espectadores.  Así sabrás cómo empatizar y captar su atención e interés.


Lo emocional es todo, las historias tienen que tener alma. El motor debe ser el corazón y no tanto la cabeza, todo tiene que partir de las emociones. Cuando se cuenta una historia, se muestran los valores, virtudes y la humanidad. La narrativa está buscando constantemente conseguir una conexión auténtica y humana.

Trabajar un concepto es de gran importancia también. Si el relato es sobre fútbol, trabajar en esquema de juego o frases significativas al deporte, si lo que cuentas es sobre autos emplear sentido mecánico o de circuito de carreras. Si hablas de cine, ahí utilizas estructuras de guion, como si fuese una película, hablando de la épica de un héroe. El contenido “juegue” con los elementos de la temática.

Como la base Aristotélica, la narrativa tiene que tener un inicio/presentación. Un desarrollo/nudo y un desenlace/final-resolución. Armar una narración que tenga estos tres actos clásicos, ayuda a que se transite un camino de evolución. Se puede comenzar por el final o el medio, claro que sí, siempre y cuando se tenga en cuenta que son tres actos claves para construir una historia.

Futuro narrativo

Hablamos que el StoryTelling  es una narrativa personalizada, intimista y activa los sentidos, por eso no caben dudas que el futuro de la narración de historias será inmersivo, multisensorial, personal y participativo. Las tecnologías de realidad virtual, aumentada y mixta, (360 y full-dome) ofrecen un sinfín de opciones que hacen estar “adentro” del universo narrativo. Es una parte esencial entender mejor la historia a través de los estímulos sensoriales.

* Escritor-Guionista-Realizador-ScriptDoctor. Especialista en Estructuras Narrativas y Nuevos Medios. Presidente del Consejo Interdisciplinario de Nuevas Tecnologías de Argentores. Responsable Académico de las carreras de Diseño Audiovisual y Multimedia de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE)