Los aumentos en la Argentina parecen no tener fin. El mes de abril se inicia con subas que incluye el gas, los combustibles y los alimentos. A esto se le debe sumar los tarifazos y la suba del dólar que tirarán aún más arriba la inflación.

En el caso del gas, las facturas de abril tendrán un aumento del 10%, mientras que en mayo subirán otro 9,1%. Las empresas del sector ya cobrarán el incremento completo del 29% pero Energía subsidiará con $4.500 millones extra un escalonamiento en tres cuotas y un diferimiento del aumento de los meses de invierno que se pagará a partir de diciembre. Un esquema diseñado pensando en la campaña electoral.

Según calculos de la UNDAV, el nuevo tarifazo al gas se aplicará sobre tarifas que ya se dispararon 1.752% entre diciembre de 2015 y marzo de 2019. De esta manera, Cambiemos finalizará su mandato con un aumento del 2.289% en el gas.

Además, durante este fin de semana comenzaron a aparecer los aumentos en las principales expendedoras de combustibles, impulsados por la devaluación del 10% de marzo y por la suba en el impuesto a este producto. Shell subió sus precios 9,5% en promedio en todo el país. Y la siguió YPF con un alza del 4,55% en las naftas y del 4,89% en el gasoil.

También los precios de los alimentos como producto de las últimas oscilaciones del dólar, también sumarán presión en abril. En este sentido, los supermercados ya fueron informados acerca de nuevas remarcaciones en los lácteos, por ejemplo, que empezarán a regir a partir del 1°de abril, con subas del 10% en promedio, según fuentes del sector.

Los alimentos de la canasta básica ya venían acusando subas importantes en marzo. Según el relevamiento mensual del Índice Barrial de Precios (IBP), en 515 comercios de 20 distritos del Conurbano Bonaerense, los precios aumentaron un 5,37% en ese mes.


Fuente: BAE Negocios