El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, se ganó el enojo de la gobernadora María Eugenia Vidal quien viene apostando sus fichas al diputado nacional, Guillermo Montenegro, para sucederlo en 2019. Ahora el legislador bonaerense de esa ciudad, Guillermo Castello, se sumó a las críticas y mostró fotos de las plazas sucias a menos de 15 días de comenzar la temporada de verano y le pidió que se "ocupe con urgencia" de sanearlas.

A la interna de Cambiemos entre Arroyo y Montenegro, se sumaron las críticas del diputado bonaerense quien denunció la suciedad de una de las prinicipales plazas de la ciudad. 

Castello remarcó que "aún no comenzó el verano y así de sucia luce una de las principales plazas de Mar del Plata". En ese sentido, consideró que "no podemos recibir a los turistas en estas condiciones de higiene" y  remarcó que "Arroyo debe ocuparse con urgencia de presentar una ciudad limpia para la temporada".

Los primeros años de gestión del jefe comunal de "la feliz" no fueron muy buenos. La ciudad se vio envuelta en graves problemas financieros y de gestión, desde despidos e inconvenientes para pagar los sueldos de los estatales, hasta problemas con la recolección de basura y saneamiento. En ese marco, la Gobernadora se vio obligada a remendar los errores de Arroyo con algunas inyecciones de dinero y luego, en 2017 intervino el municipio para garantizar que una de las ciudades más importantes de la Provincia no se volviera un dolor de cabeza en un año de elecciones.

En diciembre, Montenegro desembarcó en la localidad balnearia lo que despertó una fuerte interna de Cambiemos debido a que Arroyo no bajó la cabeza sino que, por el contrario, redobló la apuesta al afirmar que "voy a volver a ser intendente. El único que puede disponer sobre mi destino está muy arriba, no son seres humanos y no están en el gobierno".

Sin dudas el tema de los aportantes truchos hizo empeorar la relación. Luego de que negara haber aportado dinero a la campaña, Vidal envió a Montenegro a los medios para deslegitimarlo y reforzarlo como figura oficial de Cambiemos. La interna continúa más viva que nunca ya que Montenegro se pega a Vidal para ganar algo de la imagen positiva de la Gobernadora; y Arroyo lo niega y ninguna en cada oportunidad que puede.

Además, en los últimos meses el titular de la cartera de Economía, Hernán Mourelle, fue denunciado por acoso sexual por parte de una empleada, lo que propició aún más el blanco de las críticas. Ahora, a menos de 15 días de comenzar la temporada de verano con la que Mar del Plata pretende recaudar lo suficiente como para armarse de cara al próximo año, Castello se sumó a las filas de quienes critican la gestión de Arroyo.