Tras el pedido de licencia de la gobernadora, María Eugenia Vidal; en el encuentro del Consejo Directivo del PRO, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, asumió este mediodía la presidencia del partido bonaerense.

Acompañado por su par de Lanús, Néstor Grindetti -que quedó como vice- y del jefe de Gabinete, Federico Salvai, y varios intendentes de ese espacio; el primo del Presidente llamó a estar cerca de la clase media por ser personas que están convencidas del cambio pero que "la están pasando mal". Al respecto aseguró que "mucha gente que sabemos que la está pasando mal pero que cree mucho en este cambio y nuestra manera es estar cerca".

“Tenemos que ver cómo ayudamos a los que están convencidos", apuntó el flamante Presidente del PRO y luego resaltó que "la clase media está haciendo un gran esfuerzo". Además, parafraseando a Vidal, recalcó: "no hay que esperar a que la solución venga de otra lado”

Respecto de los desafíos a los que se enfrentarán en las próximas elecciones, Macri señaló que "hay un peronismo que se está debatiendo entre ser kirchnerista o si conforma un espacio peronista distinto". En ese sentido opinó que "para el país sería bueno un peronismo que sea distinto al peronismo pero son decisiones que tienen que tomar ellos".

El intendente de Vicente López además celebró el espacio porque "estos encuentros son fundamentales para revisar el plan de trabajo del 2019 y tomar carrera de cara a este nuevo año".

Finalmente, destacó que "es bueno escuchar qué está pasando en cada rincón de la Provincia, intercambiar experiencias de gestión y saber cómo están llegando las obras". Luego, concluyó: "seguimos avanzando juntos y trabajando para lograr mejoras en la vida de todos los bonaerenses".