Plaza de Mayo amaneció este lunes con un fuerte gesto de lo que se espera para el recambio de poder: retiraron el enrejado del lugar para el acto de asunción de Alberto Fernández. La tarea fue realizada durante la madrugada de este lunes en la Plaza, donde también comenzó a levantarse el escenario para lo que será el acto del 10D.

La medida habría correspondido a un pedido del presidente electo hacia el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, con quien compartió una reunión en Puerto Madero el viernes pasado. Se espera que el acto del 10 de diciembre se convierta en una fiesta de gran convocatoria, posterior a la toma de juramento que se llevará adelante en el Congreso.

Vale señalar que las rejas colocadas en Plaza de Mayo se convirtieron en un fuerte eje de disputa entre el oficialismo y la oposición porteña, discusión que derivó en presentaciones judiciales por la circulación y la planificación urbanística de la zona. El alineamiento de rejas ubicado a mitad de la plaza se desarrolló en 2018 como parte de un plan de refacciones en el lugar que incluían remplazar las vallas que estaban allí instaladas desde 2002.

En enero de este año, tras la presentación de un amparo del Observatorio del Derecho a la Ciudad, el juez Osvaldo Otheguy declaró ilegal la colocación de las rejas debido a que no respetaba un artículo del Código Urbanístico de la Ciudad. Más tarde, la mayoría oficialista en la Legislatura aprobó en junio un proyecto del Ejecutivo para introducir en el Código los cambios que se requerían para considerar legal el enrejado.

Por lo pronto, las rejas no serán un impedimento durante la jornada del martes. Además de las apariciones de la dupla ganadora Fernández-Fernández, se espera que desde las 14 horas se presenten artistas como Lito Vitale, Juanse, Adriana Varela, Fena Della Maggiora, Javier Calamaro, Los Tipitos y El Kuelgue, entre otros.