Por una inminente crisis financiera con peligro de cierre, la histórica empresa de neumáticos FATE podría cerrar las puertas de su planta de San Fernando, donde unos 400 trabajadores ahora ven peligrar sus puestos. La cifra, que equivale al 30% del total de la planta, fue advertida por el gremio de empleados tras una reunión de la patronal con el Ministerio de Trabajo.

Es que, según el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), la firma perteneciente al Grupo Madanes solicitó un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), paso previo a comenzar con despidos. Los trabajadores, en tanto, se encuentran en plena manifestación desde hace rato para reclamar respuestas.

La empresa, con una capacidad de producción de 5 millones de neumáticos al año, provee a los principales fabricantes del país como Peugeot, Renault, VolksWagen, Ford y Mercede Benz, y abastece a más de la cuarta parte de la demanda de neumáticos de reposición. 

Cabe destacar que el escenario de crisis financiera en FATE se enmarca en una situación generalizada en la industria nacional, que tuvo uno de sus principales exponentes en la situación que vive la planta de electrodomésticos Siam, de Avellaneda, que sufrió un cruento desalojo a fines del año pasado, tras una medida de lucha de sus trabajadores.

"Creemos que la fábrica, como sucede en la producción de neumáticos, tiene un momento de baja, donde acumula mucho stock como ha sucedido varias veces. Se aprovecha este momento de crisis para intentar modificar las condiciones de trabajo de la planta. No vamos a negociar despidos", expresó el referente de SUTNA, Alejandro Crespo.

No obstante, desde la Secretaría de Trabajo, indicaron que el conflicto aun debe discutirse y habrá una nueva audiencia el 21 de febrero para poder solucionar el problema.