Argentina cerró el martes con dos medallas de oro en natación que le permitieron llegar a 17 preseas doradas en los Juegos Panamericanos de Lima. Delfina Pignatiello y Virginia Bardach brillaron en el natatorio de la Villa Deportiva Nacional.

La joven de 19 años continúa deslumbrando en el mundo de la natación y continúa ampliando su palmarés. En esta oportunidad se quedó con la medalla dorada de los 400 metros libres

La sanisidrense, que ya estaba clasificada a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, nadó la distancia requerida en un tiempo de 4:10:86 y se subió a lo más alto del podio en la primera prueba que disputó en la competencia. Las canadienses Danica Ludlow y Alyson Ackman completaron el podio.


Las vitrinas de Pignatiello continúan sumando premios y el conseguido esta noche se le sumará a la doble medalla plateada de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 y las dos preseas doradas del Mundial Juvenil Indianapolis 2017.

Bardach, por su parte, ganó se subió a lo más alto del podio al imponerse en la prueba de los 200 metros mariposa. La nadadora cordobesa logró un tiempo de dos minutos, 10 segundos y 87 centésimas, apenas siete centésimas más que su récord argentino.

Detrás de la representante nacional, de 27 años, se ubicaron la canadiense Mary-Sophie Harvey a 81 centésimas y la estadounidense Meghan Small a 1,64 segundos.