El candidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna anunció que suspendió temporalmente su campaña y llamó a Cambiemos y al Frente de Todos a hacer lo propio ante la crisis que atraviesa el país, producto de la devaluación. "La gravedad del momento nos impone realizar aportes a la tranquilidad de la población", sostuvo el ex Ministro de Economía.

A través de su canal de Youtube y con sus candidatos escoltando, Lavagna pidió a sus contrincantes, abocarse al contexto económico. “Invito a todos los candidatos a cancelar las acciones electoralistas por varias semanas, hasta que recuperemos la serenidad y la estabilidad que necesitamos. Nosotros, a partir de este momento, lo haremos. En este contexto, el Gobierno y oposición deben postergar por semanas el campañismo (sic) electoral que desarrollan y les impide ver con nitidez la gravedad de la crisis”, sostuvo.

A su vez, el ex Ministro de Economía, exigió al Gobierno nacional un paquete de medidas urgentes a implementar, entre ellas “un Programa de Emergencia Alimentaria y Sanitaria, para que a nadie le falte alimentos ni remedios”.

Al mismo tiempo, exigió que se convoque a “una mesa de consenso”,  con la participación “constructiva y solidaria de todos los sectores sociales, religiosos e institucionales”. Y agregó: “Eso permitirá encontrar más rápidamente las soluciones que beneficien a los más humildes y a los que tienen mayores urgencias”.


“Reiteramos nuestra exhortación al gobierno a que plantee de inmediato ante el FMI la necesidad de renegociar el crédito stand by vigente, cuyos condicionantes y perfil de vencimientos son imposibles de cumplir sin imponerle a los argentinos muchos años más de ajuste y sufrimientos”, apuntó Lavagna, quien llamó a “los líderes de las fuerzas políticas relevantes” a alcanzar “acuerdos básicos sobre el cumplimiento de todos los compromisos asumidos por la Nación”, de manera “compatible con la sustentabilidad social y productiva, como así también con el objetivo fundamental de recuperar la confianza y previsibilidad de Argentina".

En ese sentido, Lavagna afirmó que se tratan de “propuestas impostergables” para el objetivo de “una economía sana, que provea y facilite trabajo, producción, consumo e inversión, en un marco de justicia social".

“Los ojos del mundo se han posado sobre nosotros. Es imperioso que despejemos toda duda sobre nuestro futuro. Sobre nuestras opciones como Nación", concluyó Lavagna.