Cerca de las 15 horas comenzó a llover en el gran Buenos Aires y dejó grandes inundaciones. Se suspendió el servicio del Tren Roca por 20 minutos; los subtes A, B y C funcionan de manera limitada y con demoras; las líneas de colectivos tuvieron dificultades para transitar por las zonas abnegadas. Además granizó en algunas zonas.

En Capital Federal, se calcula que las precipitaciones alcanzaron los 45 milímetros en una hora y 55 en lo que va del día. Cabe señalar que el promedio de diciembre es de 120 milímetros.

En la localidad que gobierna, Horacio Rodríguez Larreta, cayó granizo en Palermo y se registraron anegamientos en el cruce de 9 de Julio y Chile, Villa Lugano, La Boca, Colegiales, Villa Soldati, Villa Crespo y Villa Urquiza. La línea del Tren Roca tuvo que suspender sus servicios por 20 minutos y de todas maneras aún registra complicaciones.

El paso nivel de Avenida Congreso se inundó completamente. Se acumuló tanta agua que casi llegó al techo de los autos.

En Lomas de Zamora, se registró una acumulación de 68 milímetros en una hora.

En Temperley, en tanto, el paso bajo nivel que da al estadio de fútbol se convirtió en una catarata y se inundó.

Lanús no se quedó atrás y el agua acumulada en los desagües fue tal que emergió a la superficie.

Si bien por la tarde las tormentas cesaron, desde el Servicio Meteorlógico Nacional aseguraron que no pasó lo peor y rige el alerta meterológico.