El pliego que fue enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal candidateando al juez Sergio Torres como integrante de la Corte Suprema de Justicia Bonaerense fue aprobado esta tarde por el Senado de la Provincia, con el visto bueno de todos los legisladores.

“Es una persona destacada en todos los ámbitos en los que les ha tocado actuar. Las casi 400 adhesiones que existen en el expediente a la postulación del doctor Torres hablan por sí mismas”, afirmó Marcelo Di Leo, senador por Cambiemos y miembro del Consejo de la Magistratura.

La senadora por Unidad Ciudadana, Teresa García destacó a Torres por habérsela “jugado en momentos difíciles de la vida democrática de este país con una postura de compromiso”.

En ese sentido, el legislador massista José Luis Pallares, destacó “sus buenos antecedentes y un gran CV” y envió  “dos adhesiones muy especiales: de la UBA y la de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo, que no es un tema menor”.

Más allá de las adhesiones de Abuelas y de la Universidad Nacional de Buenos Aires,  contó con los apoyos provenientes de diversos ámbitos académicos, de la sociedad civil, de sectores judiciales, de entidades profesionales y religiosas.

Torres hoy tiene su despacho en Comodoro Py, como titular del Juzgado Federal N° 12, donde desembarcó en el 2001. Uno de los casos más resonantes fue la investigación de la represión de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), lo que le valió el reconocimiento de Abuelas.