Luego de las imágenes de centenares de jubilados esperando ser vacunados afuera del Luna Park, parados en la calle sin un lugar donde repararse del sol o sentarse, el ministro de Salud Fernán Quirós pidió disculpas  por el "desorden", pero sostuvo que "el problema no era la falta de sitios, sino el volumen de acompañantes". 

En diálogo con radio Mitre, el funcionario admitió que “la cantidad de afluentes fue mucho mayor a la esperada”. Sin embargo, todos los asistentes habían sido llamados por turnos por lo que el ministro agregó que magnificaron "de manera inapropiada la cantidad de acompañantes para los adultos mayores”. 


Tras las críticas y las imágenes viralizadas, desde el gobierno porteño decidieron agregaron centros de vacunación a partir de mañana. Desde el miércoles habrá ocho lugares destinados a funcionar como centros de vacunación; hasta hoy sólo había tres. 

El ministro de salud destacó que dispusieron que "se tripliquen los sitios de vacunación" y detalló que se agregaron lugares como "el Centro Islámico, el Club Italiano y la sede de Ferro y el centro de la cancha de Boca". 

Por otro lado, si bien Quirós reconoció el desorden que se produjo fuera del Luna Park, informó que se logró vacunar a todos aquellos que se acercaron a pesar de las demoras. “El problema no era la falta de sitios, sino el volumen de acompañantes”, indicó. 

Además, informó que hoy fueron vacunadas unas 4000 personas en la Ciudad de Buenos Aires. “Todas son personas con 80 años o más; 40 mil turnos ya se realizaron y después hay un empadronamiento de 70 mil personas más”, explicó.