El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, anticipó este martes que todos aquellos mayores de 18 años que deseen ingresar a los estadios de fútbol, deberán contar con al menos una vacuna contra el coronavirus. En tanto, los menores de edad podrán entrar sin estar inmunizados. 

En la previa al superclásico del fin de semana, el funcionario informó que el aforo será del 50% acorde a la autorización del Ministerio de Salud de la Nación. “En principio, 50% está bien porque nos permite acercarnos hacia la nueva normalidad y también que no haya grandes aglomeraciones”, sostuvo en declaraciones a la radio FM Urbana Play.  


Además, Lammens indicó que los requisitos y protocolos no serán los mismos a los que se aplicaron en la prueba piloto de vuelta a las canchas que se dio entre el partido de la Argentina y Bolivia por las Eliminatorias sudamericanas. En principio, en esa oportunidad no se exigió vacunación a los asistentes.

“Lo que dice el Ministerio de Salud es que el aforo era menor y, al ser al aire libre, había menos riesgo. El miedo acá es que, sobre todo en las populares, en las cabeceras, pueda haber más aglomeración de gente. Por eso se pide en este caso, al menos, una dosis”, explicó Lammens.

En cuanto a la forma de control, señaló que "no es tan complejo" porque puede comprobarse a través de la aplicación. Según explicó, las fuerzas de seguridad serán las encargadas de controlar que las personas tengan el certificado de la aplicación de la vacuna contra el coronavirus en sus celulares.