La firma responsable de Shell en Argentina, Raizen, definió -desde el domingo- aumentar sus combustibles en todo el país. Se da luego de la baja del 1,5% anunciado con bombos  y platillos en diciembre. Ahora la suba promedio es de 2,09%.

Tras este aumento la incógnita que se desprende es si YPF seguirá ese camino, como ha ocurrido cada vez que se produjo un aumento. La justificación de la firma petrolera fue que hubo un incremento en los valores internacionales del petróleo. 

La decisión de incrementar nuevamente los precios se debe a que, "en enero hubo un 12% de aumento en el precio del crudo", explicaron fuentes de la petrolera, que tiene el 21% del mercado y depende mucho del componente importado.

Desde YPF que lidera el mercado, señalaron que por ahora, no se van a acoplar a los aumentos, según señalaron a Clarín. Como tampoco lo hará, momentáneamente Axion. 

Cabe recordar que en 2018, los precios de combustibles en la Argentina, sufrieron 14 aumentos y apenas dos mínimas retracciones. En todo el año, llegaron a aumentar un 70% en promedio, según el último informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha).