Luego de semanas de polémicas y fricciones, el municipio de Tandil recibirá el mentado fondo bonaerense para Turismo y Cultura que había quedado trabado tras la pelea con Provincia por el ASPO. Con la presencia del ministro de Producción provincial, Augusto Costa, el intendente Miguel Lunghi firmó el convenio para obtener los casi 9 millones de pesos que estaban en el centro de todas las controversias.

Tandil había quedado marginado de la asignación de este presupuesto luego de la pelea surgida con la gestión con Axel Kicillof, cuando el distrito decidió que ya no iba a acatar el sistema de fases de ASPO, para empezar a implementar una dinámica propia de “semáforo”. El desplante de la gestión de Lunghi fue tomada con descontento en Provincia, cuyo jefe de Gabinete, Carlos Bianco, acusó de “separatista” la actitud del distrito bonaerense.

En ese contexto, desde la administración de Lunghi reaccionó de inmediato al quedar afuera de la obtención de los 8.8 millones de pesos y acusó al gobierno bonaerense de “vengarse” de la ciudad a través de las partidas presupuestarias. Este argumento fue apoyado por los principales intendentes bonaerenses de Juntos por el Cambio, que salieron a respaldar a Lunghi y cruzaron a Kicillof por “castigar” a Tandil.

En tanto, la polémica parece encontrar su fin ahora, con la firma que Costa y Lunghi sellaron para concretar de una vez la asignación del fondo. “Esta mañana firmamos junto al Ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires, Augusto Costa el convenio que posibilitará la llegada del Fondo para la reactivación cultural y turística, anunció el intendente de Tandil a través de las redes.

“Agradezco al Ministro que se haya acercado a Tandil a firmar el convenio y estar en contacto con nuestro equipo y representantes de instituciones y empresas de los sectores”, agregó Lunghi, que pocos días atrás había conversado con el gobernador Axel Kicillof.