Se podría decir que por primera vez desde que gobierna Mauricio Macri, la oposición se unió en diputados para ponerle un límite al tarifazo. De esta manera, anoche consiguieron la aprobación y el pase al Senado del proyecto para atenuar los aumentos  en los servicios públicos. En la sesión hubo fuertes cruces. 

La oposición arrasó en la votación, ya que juntó 133 votos a favor de la ley para ponerle un freno al tarifazo, mientras que 94 diputados se expresaron en contra y se registraron tres abstenciones, que pertenecía al bloque de Martín Lousteau.

Fueron el massismo, el kirchnerismo y el bloque referenciado en los gobernadores peronista los que aportaron la mayoría de los votos a favor del proyecto de reforma. Por otro lado, como era de esperar,  Cambiemos votó en contra. 

Ahora resta que el proyecto sea analizado por el senado. Allí el jefe de la bancada peronista, Miguel Pichetto, informó que será debatid en el recinto dentro de dos  o tres semanas; más allá del ya anunciado veto que  hará el Presidente Mauricio Macri en caso de que se convierta en ley. 

La sesión especial de ayer, se extendió por  más de 10 horas. Se trató el proyecto que busca retrotraer las tarifas a diciembre del 2017 y establece que en el caso de los usuarios residenciales se puedan actualizar en base a la variación salarial, y en el caso de las Pymes, en base al índice de precios mayoristas del Indec.