La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal asumió en diciembre de 2015 con un panorama poco alentador para enfrentar sus cuatro años de gestión. Con el peronismo enfrente y con el fantasma del Conurbano en su contra, la gestión de la mandataria de Cambiemos era toda una incertidumbre. Sin embargo, con el correr del tiempo supo construir alianzas políticas que le garantizaron la gobernabilidad. Mirá cómo fue el avance de las negociaciones y los tiempos en el tratamiento de los distintos presupuestos en la Legislatura bonaerense. 

El primer desafío lo tuvo en el tratamiento del Presupuesto 2016, que contemplaba un gasto de 354 mil millones de pesos y un aumento del 240% en la inversión real directa. Además preveía un endeudamiento de 60 mil millones. Ese presupuesto terminó aprobándose en la Legislatura bonaerense el 14 de enero del 2016 con apoyo de fuerzas de la oposición.

En general, las normativas fueron acompañadas por todos los bloques en Diputados con la excepción de la banca del FIT, mientras que el Frente para la Victoria (FpV) votó, en particular, dividido en un artículo referido las autorizaciones para endeudamiento, que finalmente consiguió los dos tercios de los presentes que constitucionalmente requería. Y en el Senado, donde el peronismo tenía dos bancadas, la del PJ que conducía Daniel Barrera y la del FpV que comandaba Magdalena Sierra, los nueve del PJ votaron el endeudamiento y el FpV, en particular, no acompañó. Mientras que las bancadas de Cambiemos, el Frente Renovador y los bloques minoritarios votaron positivamente en general y particular.

Aquí aparecieron las figuras de los intendentes en las negociaciones y Federico Salvai se ganó el lugar del "elegido" de Vidal para tejer las alianzas que fueran necesarias para poder comenzar su gestión con el pie derecho. Con el endeudamiento autorizado se dieron fondos especiales a los municipios: el Fondo de Infraestructura Municipal y el Fondo Municipal de Fortalecimiento de la Seguridad y otros Servicios Asociados". Ese monto incluyó 10 mil millones que se repartieron entre los 135 municipios.

A partir de ese "triunfo" del vidalismo, el kirchnerismo -con Máximo Kirchner a la cabeza- decidió desplazar a José Ottavis de la presidencia del bloque del FpV. En esos años Ottavis era una figura mediática fuerte por su noviazgo con Victoria Xipolitakis.

El presupuesto 2017 fue sancionado previo a la llegada de la navidad, específicamente el 22 de diciembre a la madrugada. Esta sanción se obtuvo luego de arduas negociaciones entre el gobierno de Vidal con Sergio Massa, Florencio Randazzo e intendentes del PJ. Aquí ya presidia la presidencia en Diputados una figura de Cambiemos, Manuel Mosca. Cabe recordar que previamente estuvo un hombre de Massa, Jorge Sarghini

Esa Ley de Leyes contemplaba gastos por más 522 mil millones de pesos y un endeudamiento por 52 mil millones de pesos y una suba del 36 por ciento del impuesto inmobiliario. En ese  entonces, incluía una pauta destinada al aumento de los estatales bonaerenses, estimada en el orden del 17%. La inflación en el 2017 cerró en un 25%. 

En el senado el kirchnerismo fue la única fuerza de peso que no acompañó el presupuesto de Vidal. Mientras que en Diputados, cinco legisladores de la bancada kirchnerista acompañaron la iniciativa. La sanción se logró luego de que el oficialismo acordara con las fuerzas del peronismo bajar la necesidad de endeudamiento de 93 mil millones de pesos a unos 52 mil millones.

El acuerdo de Vidal con Massa, Randazzo, Insaurralde, Katopodis, entre otros,  incluyó ceder la Defensoría del Pueblo bonaerense al peronismo y la vicepresidencia primera de Diputados. 

El tercer Presupuesto de Vidal, el del 2018, se aprobó mucho antes que los anteriores. Luego de las elecciones legislativas que consagraron a Esteban Bullrich y Gladys González como los grandes ganadores frente a Cristina Kirchner que ocupó el segundo lugar, se trató la Ley de Leyes para el próximo año, la que se terminó por sancionar el 14 de noviembre en una maratónica sesión legislativa. 

La Provincia contó luego de su aprobación con 629.962 millones de pesos y un permiso de endeudamiento por otros 84.780 millones de pesos. Cabe recordar que a esos fondos se le sumaron 40 mil millones de pesos en concepto de "reparación histórica" por el atraso del Fondo del Conurbano. 

En esa Ley de leyes, Diagonales reflejaba que Vidal iba a gastar seis veces más en Comunicación y Publicidad que lo que iba a destinar a Ciencia. 

Por último, el Presupuesto 2019 se trató este lunes y logró su sanción con el endeudamiento por $87 mil millones. En estas negociaciones lo que sin duda generó mayor rebelión en los intendentes fue el intento del oficialismo de "municipalizar" los subsidios al transporte y a las eléctricas. En eso tuvieron que ceder desde la Provincia para lograr su aprobación.

Nuevamente aparecieron las figuras claves que se repitieron en las negociaciones anteriores, Sergio Massa y Martín Insaurralde ocuparon un lugar clave para garantizarle a Vidal su último Presupuesto de su primera gestión en el territorio bonaerense. ¿Qué pasará con el desdoblamiento de las elecciones?, la incógnita que se desprende tras el apoyo del massismo a la Ley de leyes. 

El centro del problema aparecía en Diputados. Allí Cambiemos cosechó los frutas de las negociaciones. En lo que fue el endeudamiento, los diputados de Cambiemos recibieron la compañía de 11 diputados del FR, 6 del PJ-UyR, los 4 del FAJ (Ottavis, Giaccone, Martínez y Cheppi) y el único integrante del monobloque de Integrar. De esta manera obtuvo 66 votos afirmativos sobre un total de 89 que se hicieron presente. 

Los diputados que se ausentaron a la votación fueron Carlos Urquiaga del PJ-UyR, Jorge D’Onofrio del FR y la diputada Patricia Cubría del Movimiento Evita.  Cabe señalar que esta última había mantenido un encuentro con el presidente de la Cámara Baja, Manuel Mosca días atrás junto al líder del Movimiento Evita, Fernando 'Chino' Navarro

El Presupuesto General 2019 consiguió la mayoría simple de los presentes con el voto de Cambiemos y el monobloque de Integrar, que sumaron 45. Por la negativa estuvieron los 22 de UC, 9 del FR, 6 del PJ-UyR, 3 del FAJ y el diputado del FIT, sumaron 41.