Cerca de las 11 de la mañana un centenar de trabajadores de la empresa de seguridad privada Securitas, nucleados en la Unión Personal de Seguridad República Argentina (UPSRA), se concentraron en las puertas de la refinería de YPF en avenida 60 y 128, Berisso. Allí mantuvieron durante varias horas un bloqueo de los ingresos y egresos del predio, impidiendo la entrada de los camiones de la empresa petrolera, para exigir mejoras laborales. 

"El problema no es YPF, es la empresa de seguridad, pero venimos acá porque no nos dieron ninguna respuesta a nuestros reclamos y no nos quedó otra", aseguró el representante de UPSRA, Daniel Jacobsen, en conversación con Diagonales. 


Jacobsen explicó que "la multinacional de seguridad privada no sólo incumple el convenio colectivo de trabajo, sino también viola las leyes laborales argentinas, no liquida las horas extras y viola los decretos presidenciales referidos a la pandemia del Coronavirus en relación a las licencias y aislamiento".

Además, afirmó que la compañía "no aplica protocolos de prevención y no entrega elementos de protección".

"Los trabajadores que están con licencia por Covid, no están percibiendo su sueldo como corresponde", agregó Daniel. "Ya la semana pasada llevamos adelante una protesta similar en la cervecería Quilmes y la empresa se había comprometido, incluso frente al Ministerio de Trabajo, a solucionar el problema, pero no lo ha hecho", aseguró. 


En el caso de YPF, son 170 los empleados de seguridad de la empresa pero desde el gremio aseguran que la situación se repite "en todas las empresas que custodian". Mientras se desarrolla el bloqueo, una decena de camiones de YPF fueron concentrándose sobre la avenida donde esperaron poder ingresar durante varias horas.