Tras el violento ataque al verdurazo de la semana pasada que tuvo repercusión nacional, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires volvió a reprimir una protesta en las afueras del Congreso. Esta vez se trató de un “cuadernazo” realizado por trabajadores del sector gráfico de la cooperativa MadyGraf, que fue reprimido por la policía porteña.

Luego de avanzar y golpear a manifestantes y periodistas, los uniformados detuvieron a cinco personas, entre ellas el fotógrafo de Página/12 Bernardino Ávilaquien la semana pasada tomó la foto de una anciana durante la represión al verdurazo que se volvió viral en todo el país. También fue arrestado Pablo Barrientos, de Revista Cítrica.

Hasta el momento, trascendió que el avance de los efectivos comenzó cuando los trabajadores comenzaban a liberar los carriles, tal como les había solicitado la Policía.

La protesta fue realizada por distintas cooperativas de la industria gráfica que hoy se encuentran ahogadas por la recesión económica y ven en serio peligro su continuidad, como es el caso de la cooperativa MadyGraf (ex Donnelley). En caso de esta última, una reciente baja a una licitación por parte del Gobierno la dejó sin posibilidad de distribuir materiales en escuelas.

Cabe recordar que el Ministerio de Educación conducido por Alejandro Finocchiaro fue el que dejó sin efecto la licitación  con que la cooperativa MadyGraf había presentado todos los requisitos y ofertado el mejor precio para los materiales. En la misma pugna, competían grandes empresas como Boldt.