Luego de un largo tiempo de seguir el rastro de lavado dinero, cayó Adelmar Gutiérrez Chiapas, titular de la sección Fiscalización y Operativa Aduanera de la ciudad de San Nicolás. El funcionario fue detenido ayer tras detectarle una cuenta en con 650.000 dólares en un banco de Nueva York.

Según trascendió, Gutiérrez Chiapas está sospechado de cobrar coimas a embarcaciones que llegaban al puerto de San Nicolás. La investigación había motivado varios allanamientos durante el mes de mayo, en las sedes de Aduana y Banco Nación de  San Nicolás. En la sede bancaria habían encontrado una caja fuerte con 58.000 dólares.

El seguimiento sobre el caso se inició en 2017 a partir de una denuncia de AFIP presentada en la Oficina Anticorrupción. El funcionario habría realizado una compra en un establecimiento de Marcos Paz por un monto mayor a los 300.000 dólares, además de tener un departamento en Belgrano y autos de lujo. Todos estos bienes no coinciden con sus ingresos.

La captura fue ordena por el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo a pedido del fiscal Matías Di Lello, ya que consideran que existe peligro de fuga o entorpecimiento de la causa. Ahora, las miradas están puestas sobre el posible vínculo que podría existir con el intendente local, Manuel Passaglia. La familia del alcalde tiene un patrimonio que está sospechado de haberse conseguido a partir del ejercicio de la función pública de varios de sus integrantes.