Durante la primera jornada laborable luego del Día Internacional de la Mujer se realizaron en distintos puntos del país y de la Capital actividades, pañuelazos y marchas en el marco del Paro Internacional de Mujeres .

La idea de esta iniciativa que ya lleva cuatro años es visibilizar las problemáticas vinculadas a la violencia de género en todo el mundo. Además, bajo la consigna "Un día sin nosotras", se buscó demostrar cuán necesarias son las mujeres en sus puestos de trabajo.

El punto fuerte del encuentro de las mujeres se dio a las 17 horas en Plaza de Mayo , donde hubo radio abierta, charlas y un acampe feminista en donde se venderán remeras, pines y distintos tipos de merchandising. Las consignas se dibujaron con gliter, en pancartas, se colgaron de coronas de flores, se pintaron en el cuerpo. Todos gritos nacidos de un mismo reclamo: la igualdad de género.

Luego, todas las organizaciones y personas de a pie se trasladaron hacia el Congreso Nacional, en donde se leyó un documento de cierre y se exigirán políticas públicas que luchen contra la violencia de género.

"En 2018, un puñado de senadores hizo que no salga nuestra ley, apoyados por los sectores más conservadores de las provincias y la cúpula de la iglesia. En 2020, vamos a impedir que esto vuelva a suceder. Unidas y en las calles tenemos que conquistar que sea ley", leyó una de las oradoras, y las presentes ovacionaron y aplaudieron lo que escuchaban.

Entre las principales consignas de la movilización se destacó el pedido por el aborto legal, la separación de la Iglesia y el Estado, la lucha en contra de la brecha salarial, el reconocimiento de las tareas del hogar como trabajo remunerado y la necesidad de un estado de emergencia para combatir los femicidios.