Las reapariciones de la ex gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, comenzaron a darse luego que el presidente Alberto Fernández la criticara por haber hecho campaña señalando que no iba a inaugurar hospitales. A partir de allí, una de las figuras más importantes de Juntos por el Cambio comenzó a mantener encuentros con dirigentes del espacio a través de Zoom. En esta oportunidad, con el jefe del bloque del Pro en Diputados, Cristian Ritondo como moderador, estuvo conversando con la militancia de Córdoba.

Según informaron desde Perfil, Vidal conversó a través de Zoom con la militancia de Córdoba, con la diputada nacional, Soher El Sukaria, titular del PRO Córdoba de la Capital. La ex mandataria provincial respondía preguntas de los participantes. Entre otras consultas, surgió: “¿Fuimos ingenuos?”. La ex mandataria bonaerense respondió, seria: "No me arrepiento de haber hecho muchas cosas bien aunque políticamente no fueran redituables".

Luego, le preguntaron si la Argentina podría ser un país "libre y con justicia", y Vidal señaló: "Depende de nosotros. De nadie más. De nuestro compromiso. Yo estoy, no me creo que puedo sola, y estoy para empujar el carro que estaba encajado (citando la metáfora que usó Mauricio Macri en 2018 en plena crisis económica)". 

Y agregó:  "Sin preguntar quién encajó el carro, si fue ayer, si fue hace un mes, si hay uno que mira y no ayuda, estoy para empujar el carro".

"Hay que pelearla en serio, y de verdad. Como lo hicimos alguna vez. El PRO ya pasó por esto", explicó y remarcó que "en el PRO estamos acostumbrados a arrancar bien desde abajo y, con método, trabajo, profesionalismo, y con compromiso, hacer la diferencia. Ya lo hicimos una vez. Y no tengo dudas que podemos volver a hacerlo".

Vidal consideró que "hay mucha gente afuera esperando esa representación". Y también dijo que "yo estoy, estoy para pelearla, para acompañar, para estar cerca de la gente, para mostrar que hay otro camino. Porque estoy convencida que hay otro camino". 

Sin dar nombres, también apuntó a los que "no tienen humildad" y concluyó: "tenemos que mostrar nuestra capacidad de aprender, siempre desde humildad. Nadie es infalible y siempre me da miedo un dirigente que cree que no se equivoca. Creo en otra forma de hacer política: creo en un hacer diciendo la verdad, reconociendo errores, en equipo".