La relación entre la gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente Carlos Arroyo está en su peor momento. Tras varias visitas a “La Feliz” en las que la mandataria evitó mostrarse junto al jefe comunal de Cambiemos en plena temporada, desde la Provincia activaron una nueva ofensiva para dejar en off side una iniciativa que la comuna intenta implementar desde hace más de un año.

Es que desde la temporada 2017-2018 Arroyo busca cobrar una Tasa “por Publicidad y Propaganda” a los teatros en el arranque de la temporada. El año pasado, un llamado telefónico de Vidal logró desactivar la iniciativa. Sin embargo, ante un nuevo intento del municipio de imponer la tasa a los teatros, la Gobernadora apeló a la difusión de una carta que le hizo llegar al jefe comunal. 

El enojo que llegó por escrito demuestra la hostilidad que persiste entre la Gobernadora y el intendente, que con la resistencia del armado bonaerense de Cambiemos, buscará la re-elección. Desde Provincia buscan eliminar a Arroyo del panorama electoral en “La Feliz”, es por eso que en 2017 pusieron todas sus fichas en la radical Vilma Baragiola y este año apuestan a un PRO puro e insisten con el ex juez de San Isidro, Guillermo Montenegro, para la intendencia de "La Feliz". 

En la carta Vidal le manifestó a Arroyo su “preocupación” y planteó que “la implementación de esta medida a mitad de la temporada afecta la promoción de la industria del espectáculo y genera incertidumbre en un sector al que necesitamos pujante y creativo como viene siendo hasta ahora”.

Y le solicitó “que se abstenga de implementar medidas que atenten contra el normal desarrollo de la actividad teatral”.

Mirá la carta completa: